Sexo durante el embarazo

01.08.2020

¿Es seguro tener relaciones sexuales durante el embarazo? ¿Hasta que semana? ¿Aumenta el riesgo de aborto? ¿Le puedo hacer daño al bebé? ¿Hay alguna postura que deba evitar?


Sí, hay muchas muchas dudas en relación a la práctica de sexo durante el embarazo y como siempre es importante individualizar cada caso ya que no todos los embarazos son iguales. Pero en términos generales la respuesta es SÍ, es seguro y recomendable.

Si tienes un embarazo de alto riesgo (por el motivo que sea) debes consultar primero con tu ginecólogo ya que hay determinadas circunstancias que exigen reposo absoluto o lo contrandican como la placenta previa. Pero si no es tu caso puedes estar tranquila.

El sexo se puede practicar durante todo el embarazo, no hay ninguna semana a partir de la cual se contraindique, al contrario.

Te ayuda a mantener la forma, liberas endorfinas que te hacen sentir bien, mejorará la relación con tu pareja y en muchas ocasiones la práctica será más placentera ya que durante el embarazo aumenta la vascularización del periné y en muchas ocasiones se tienen mejores orgasmos.

Hay etapas durante el embarazo en las que las ganas de tener relaciones sexuales sean las mismas que de correr delante de un león hambriento y esto puede ser por diferentes motivos. Porque no te da la gana y punto, porque durante las primeras semanas hay mujeres que tienen una sensibilidad exagerada en los pezones y cualquier mínimo roce les incomoda e incluso les duele, porque no te sientas agusto con esos primeros kilitos bordeline entre embarazo y mucha cerveza o incluso que el aumento del flujo vaginal te haga sentir incómoda. Puede ser que tengas tanto sueño que sólo imaginarte menear tus caderas te induzca un coma profundo. Si es tu caso, no te estreses ni un poquito... a dormir la mona que ya llegarán mejores momentos.

Por lo general el segundo trimestre de embarazo es "el mejor". Si has pasado un mal inicio con náuseas, vómitos y sopor, suele resolverse llegado este momento. Además, ya empiezas a tener una barriguita redondita y has tenido tiempo para adaptarte a todos los cambios físicos y hormonales. No siempre es así pero suelen ser los meses donde más activa te encuentras, y no tienes aún mucho peso que soportar con las molestias que eso a veces conlleva...


Muchas mujeres dicen que durante el embarazo disfrutan más de las relaciones sexuales, tienen más deseo, como hemos comentado más vascularización.. pero en otras pasa todo lo contrario. En definitiva, da igual como se sienta la de al lado, cada una es única.


Es bastante frecuente que sobretodo la pareja tenga miedo de hacer daño al bebé durante la penetración. El bebé esta súper protegido dentro del útero con su cuello bien cerradito y, no quiero deprimir a nadie pero lo siento, estoy segura de que no llegas hasta ahí... Asi que todo el mundo tranquilo que nadie va a hacer daño al bebé.

Lo mismo ocurre con el sexo oral siempre con sentido común, desde luego no realizarlo si tiene un brote de herpes labial activo o cualquier enfermedad de trasmisión sexual (que se aplicaría para todo tipo de prácticas).


Según avanzan las semanas de embarazo puede ser más "incómodo" encontrar una postura cómoda pero con un poquito de imaginación no será ningún problema y sino... siempre queda la cucharita...

*Imágenes de Babycenter

Cuando cumples la semana 37 y sabes que todo está bien (peso, desarollo...) sólo deseas que el parto llegue ya, y deshacerte de semejante barrigón que no te deja dormir (aunque realmente descubres que duermes bien para lo que te espera después pero eso es otro tema...). Es entonces cuando empiezan las búsquedas en google "¿cómo inducir el parto de forma natural y segura?" "¿Qué puedo hacer para que empiecen las contracciones?" os voy a ahorrar el que tengáis que leer todo tipo de remedios caseros maravillosos y os voy a decir lo que realmente funciona de la forma más médica posible


"Come mucho picante (si tu digestión te lo permite) , y llena tu cuello uterino de prostaglandinas"

(las prostaglandinas son agentes vasodilatadores que se cree (no hay estudios que lo demuestren) puedan ablandar llegado el momento el cuello uterino e iniciar el proceso del parto. Las prostaglandinas se encuentran en el semen, ya puedes leer entre líneas).

La última revisión científica que se ha hecho sobre este tema (la adjunto al final) concluye que se necesitan estudios que demuestren esta teoría ya que no se sabe si puede tener relación el conjunto de todo el proceso (la actividad física, las prostaglandinas, la oxitocina liberada durante el orgasmo...) o sólo las prostaglandinas. Pero sea cual sea el motivo parece que sí influye.


https://www.cochrane.org/es/CD003093/PREG_relaciones-sexuales-para-la-maduracion-cervical-y-la-induccion-del-trabajo-de-parto