Mamá, me duele la cabeza!

16.12.2020

Si, suele ser así, que nadie se sienta ofendido, pero las quejas por lo general, van para las madres...

A los médicos nos encanta ponerle nombres raros a las cosas simples, como que nos hace ser más guays. Si digo cefalea, suena mucho mejor que si digo dolor de cabeza. Pero vamos, que es lo mismo.


A los padres les asusta mucho cuando su hijx se queja de dolor de cabeza, y es normal... porque un dolor de cabeza puede ser desde nada hasta algo muy importante, por eso como siempre digo hay que saber cuáles son esos signos de alarma que nos deben hacer consultar en su pediatra o neuropediatra.


Cada niño es diferente, cada cefalea es única pero muchas veces comparten características comunes.


Cuando se trata de una cefalea tensional, de cansancio, de estrés, es un dolor opresivo, en el que sienten que llevan un casco que les aprieta.. que empeora a lo largo del día según acumulan cansancio, que es constante pero que permite continuar con las actividades diarias y que en muchas ocasiones mejora con el ejercicio.


El dolor de características migrañosas tiene muchas peculiaridades, pero suele tener antecedentes familiares, es un dolor pulsátil como si notaran el latido en la cabeza, durante el episodio puede molestar la luz, el ruido y necesitan quedarse a oscuras para que se le quiten.


Esto es mucho generalizar y como hemos dicho a veces tienen unas cosas pero no otras.

En la consulta de neuropediatría es muy común que consulten por cefalea, algunas más incapacitantes y otras menos. Pero algo que me resulta muy llamativo y que se repite con mucha frecuencia, la cefalea del adolescente. Cefalea continua, opresiva que le impide acudir al colegio entre semana pero que desaparece durante el fin de semana o las vacaciones.

Y os aseguro que les duele la cabeza de verdad, pero en ocasiones hay que investigar un poco más y buscar donde reside el verdadero problema. 

Hablemos con nuestros hijxs!!


Si tu hijx tiene cefalea, lo primero que debemos hacer es intentar que se encuentre en un sitio tranquilo, sin ruido, con una luz tenue, quitarle las pantallas si es lo que estaba haciendo y darle un analgésico (paracetamol, ibuprofeno, nolotil...) el que le suela ir bien.


El 80% de los niños se queja de cefalea antes de los 12 años, luego casi seguro que te toca en algún momento.


Pero si estoy diciendo que es algo muy frecuente y generalmente benigno, ¿cuándo debo preocuparme?.


La cefalea que nos preocupa y que debe ser valorada por un médico es aquella que se acompaña de vómitos, una cefalea de aparición brusca y que va empeorando con los días y que no mejora a pesar de analgesia, el dolor que les despierta por la noche, el que empeora con el ejercicio y con los movimientos bruscos de cabeza.

Por supuesto el dolor de cabeza asociado a una debilidad que les impide caminar con normalidad, hablar con normalidad o ver con normalidad.

Cuando digo que la mayoría de las cefaleas son benignas quiero decir que no responden a un proceso maligno subyacente, pero en ocasiones el dolor es muy incapacitante y molesto y necesita probar diferentes medicinas hasta dar con la adecuada.

Pero como ya sabéis no todo en la vida son medicinas y hay otras medidas que en conjunto pueden llegar a ser mucho más efectivas.

Es fundamental una buena alimentación, rica en frutas y verduras, no consumir alimentos procesados ricos en grasas y azúcares. No beber refrescos , ni otras bebidas estimulantes... Tener una buena higiene de sueño con un adecuado descanso nocturno. Evitar al máximo las pantallas pero sobretodo en las últimas horas del día y fomentar el ejercicio físico diario... a correr al parque!!

Sólo con estas medidas el 50% de las cefaleas desaparecen, y si te fijas estas medidas sólo suponen cuidarse un poco.

Es importante saber que hay un tipo de cefalea que está producida por abuso de analgesia, un círculo vicioso en el que la cefalea y la medicina entran en bucle. Los antiinflamatorios en exceso pueden agravar los dolores de cabeza, por eso es tan importante adoptar también todas las medidas que hemos comentado para no abusar de la medicación.

Espero que os sirva como guía básica, unas herramientas para poder manejar en casa esta situación tan frecuente.


Saludos mamás y papás :) !!!